VIRGEN PEREGRINA

virgenperegrinaaguasanta@gmail.com

HISTORIA

En 1914, en Alemania, el Padre José Kentenich y un grupo de jóvenes se consagran a María; sellan con Ella una Alianza de Amor, le ofrecen sus oraciones y sacrificios pidiéndole que se establezca en una pequeña capillita del valle de Schoenstatt para que éste lugar se transforme en un lugar de gracias para todo el mundo.

Nace así el Santuario de Schoenstatt desde donde a partir de ese momento María derrama sus gracias sobre todos los que allí se acercan con fe sencilla. Desde los Santuarios de Schoenstatt ha partido ésta imagen peregrina, trayéndonos su presencia y las gracias del Santuario


¿QUÉ TE REGALA MARÍA A SU PASO?
LAS 3 GRACIAS DEL SANTUARIO DE SCHÖNSTATT


COBIJAMIENTO

Es la gracia de un profundo encuentro en el Corazón maternal de la Santísima Virgen y a través suyo, con el corazón de Cristo y de Dios Padre.

TRANSFORMACIÓN
María implora para nosotros al Espíritu Santo que con su fuerza transformadora, forje en nosotros vivas imágenes de Cristo

ENVÍO APOSTÓLICO

María pone en acción nuestro corazón .Cada uno de nosotros tiene una misión apostólica y Ella implora para que nosotros podamos cumplir esa misión


¿QUÉ PUEDES REGALARLE TÚ A MARÍA?

María necesita de ti. Cada regalo que le haces, Ella lo utiliza para transformarlo en gracias
y así puede distribuirlas entre quienes reciben su visita alrededor de todo el mundo.
Puedes regalarle tu oración; tus esfuerzos, tus alegrías…

Todo lo que te toca vivir ofrécelo diariamente a Ella. Si lo deseas puedes escribir tus intenciones y ofrecimientos en un papel y entregárselo a quien te ha traído la visita de La Virgen Peregrina.
Él es un misionero de María; rezara por tus intenciones y las llevará al Santuario para que los días 18 de cada mes se ofrezcan en la Misa. Tú también puedes acompañarlo, y así podrás devolverle la visita a María.

CAMPAÑA DE LA VIRGEN PEREGRINA

“Por la Campaña ser Héroe Hoy”.En 1950 el Papa Pío XII había convocado a un año Santo en toda la Iglesia. El 1° de noviembre tendría lugar la proclamación del dogma de la Asunción de la Santísima Virgen María.

En el mes de septiembre Joao asistía junto a otros cien hombres a una serie de ejercicios espirituales que el Padre Celestino Trevisan dictaba junto con la Hermana Teresinha (Hna de María del Mov.) Ellos hablaron de la importancia del rezo del Rosario y a fin de impulsar una cruzada de oración en las familias habían enviado a hacer 3 imágenes de la Mater, para que peregrinasen por las familias de la Parroquia.

El 10 de septiembre fueron bendecidas las 3 imágenes en el Santuario. La Hermana invitó a Joao a rezar el Rosario con la imagen que llevarían a la primer familia, y luego de rezarlo le entregó la imagen.

JOAO LUIZ POZZOBON

Joao Luiz Pozzobon (1904 - 1985), Brasil, miembro del Movimiento Apostólico de Schoenstatt en Brasil, padre de siete hijos, recibió en 1950 una imagen de la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt de manos de una Hermana de María quien le pidió que la llevara a las familias para rezar con ellas el Rosario.

Don Joao asumió esta tarea y la hizo suya durante 35 años y hasta el día de su muerte. Caminó más de 140.000 kilómetros con esta imagen, llevándola a hogares, hospitales, escuelas y cárceles, incentivando en todas partes la vinculación a la Virgen y el rezo del Rosario.

Esta " Campaña" -como gustaba llamarla Joao Pozzobon - tuvo un inicio modesto, como todas las cosas de Dios; desde 1984 se extendió a América del Sur, América Central y América del Norte así como también a Europa, Asia y África: 110 países en total.

Don Joao vivió en su vida el "Sí" incondicional de María. Llevó una vida sencilla y humilde, totalmente dedicado a su familia, a Schoenstatt y a la misión mariana; el compromiso social de la Campaña fue esencial para él. En fidelidad al Padre Kentenich, de quien se consideraba un "pequeño alumno", llevó adelante esta misión aún en tiempos de oposición e incomprensiones. Gracias a su fidelidad, miles de familias en el mundo entero reciben hoy la Virgen Peregrina, se unen en oración, descubren mejor a Jesús y gozan de las gracias del Santuario de Schoenstatt.

En la mañana del 27 de junio de 1985, el diácono Joao Luiz Pozzobon fue atropellado por un camión en medio de un espeso manto de niebla, cuando se dirigía al Santuario de Nuestra Señora de Schoenstatt para participar de la Santa Misa, tal como lo hacía diariamente, pocos días después de haber ofrecido una vez más su vida para que la Campaña se tornase internacional.


 


consultas al 32-277 5612